La necesidad y las ventajas del reciclaje de equipos de IT

En el mundo actual, reciclar servidores obsoletos y otras piezas de hardware en desuso que no hacen más que ocupar espacio es una de las cosas más inteligentes que puede hacer una empresa para contribuir a la economía circular y mejorar su puntuación en sostenibilidad.

Toda organización debe mantener una estrategia sostenible en materia de residuos, y el reciclado y reacondicionamiento de equipos de IT debe desempeñar un papel muy importante en ella. Las normativas gubernamentales y las directivas WEEE están especialmente diseñadas para tratar los residuos peligrosos y eliminar los equipos de IT, desde monitores de ordenador hasta todo tipo de dispositivos, de forma responsable con el medio ambiente.

La necesidad de reciclar los equipos de IT 

Hay varias buenas razones para reciclar el hardware de IT, desde las buenas prácticas medioambientales hasta la estrategia empresarial que puede ayudar a las organizaciones a optimizar sus presupuestos de IT. El proceso ofrece varias ventajas:

  • Reducir el volumen de residuos que se vierten ilegalmente.
  • Reducir la cantidad de materias primas necesarias para fabricar nuevos productos, así como las emisiones de gases de efecto invernadero emitidas a la atmósfera durante su proceso de fabricación.
  • Los equipos de IT reacondicionados pueden beneficiar a personas y organizaciones que no pueden permitirse comprar equipos, así como a aquellas que simplemente desean optimizar su presupuesto y aumentar su retorno de la inversion.

¿Qué residuos electrónicos contiene su hardware? 

En primer lugar, debemos entender qué es la basura electrónica. El término es un nombre popular e informal para los productos electrónicos que se acercan al final de su vida útil y, como ya hemos visto, muchos de estos productos pueden reutilizarse, reacondicionarse o reciclarse.

Los materiales que se encuentran en una pieza de equipo de IT de un centro de datos incluyen plástico (23%), metales ferrosos (32%), metales no ferrosos (18%), placas electrónicas (12%) y vidrio (15%). Un solo equipo puede contener hasta 2 kg de plomo, además de otros elementos altamente tóxicos y peligrosos como cadmio, mercurio y cromo, que pueden dañar el medio ambiente y la vida humana y animal si se tiran a la basura. Esta compleja mezcla de materiales que se encuentran en los componentes puede hacer que los equipos de IT sean muy difíciles de reciclar.

La directiva WEEE (Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos), que se convirtió en ley europea en febrero de 2003, fija objetivos de recogida, reciclado y valorización para todo tipo de aparatos eléctricos.

Por este motivo, es aconsejable contratar los servicios de una empresa que cumpla la directiva WEEE a la hora de reciclar ordenadores o realizar cualquier otro tipo de reciclaje electrónico.

El reciclaje de IT debe centrarse en eliminar los repuestos de IT no utilizados o no deseados, los aparatos electrónicos viejos u otros artículos de forma sostenible para el medio ambiente, lo que significa, entre otras cosas, evitar que acaben en un basurero, donde sus valiosos materiales no pueden reutilizarse y sólo contribuyen a dañar el medio ambiente y a llenar el mundo con más residuos.

¿Cómo reciclar sus equipos de IT?  

Para la mayoría de las empresas, la mejor manera de reciclar el hardware de forma responsable es contratar los servicios de una empresa especializada en reciclaje, reacondicionamiento y reutilización de equipos de IT. Esto garantizará, entre otras cosas, el cumplimiento de la normativa vigente en el país donde esté ubicada la empresa.

El Ministerio de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales (Defra) aconseja a las empresas que se pongan en contacto con un especialista certificado en eliminación de residuos. El material reutilizable se desmonta cuidadosamente y se clasifica por tipos. A continuación se separan todos los metales útiles. Materiales como el acero y el aluminio pueden reciclarse para fabricar piezas de automóvil o con fines de ingeniería, mientras que las sustancias no reutilizables se eliminan de forma respetuosa con el medio ambiente.

Legislación sobre reciclaje de equipos de IT 

Hay dos leyes principals que tratan del reciclado y la gestión de residuos informáticos: son los criterios de aceptación de residuos (WAC) del DTI y la directiva europea de reciclado de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (WEEE).

Nacida como consecuencia del efecto nocivo de la actividad humana sobre el medio ambiente, la WEEE se centra principalmente en la necesidad de una manipulación y eliminación especializadas del hardware informático. Las directivas establecidas por la WEEE imponen la responsabilidad de la eliminación de los equipos de IT y permiten devolverlos al mercado de forma rentable.

¿Por qué recurrir a una empresa con certificación WEEE? 

La Directive es una directiva europea que aplica el principio de «responsabilidad ampliada». Concretamente, cuando ese hardware de IT deja de utilizarse. Pretende reducir la cantidad de residuos de IT que acaban en los basureros, fomentando su recogida y posterior tratamiento, reutilización, valorización, reciclado y eliminación respetuosa con el medio ambiente.

La Directiva WEEE establece unos objetivos de reciclado del 65% y de recuperación del flujo de residuos del 75% en peso de los equipos de IT. Evernex realiza un seguimiento de la actividad de reciclaje y permite una recuperación del 100% con cero residuos informáticos depositados en basureros.

Otra preocupación cuando se trata de equipos de IT en desuso es asegurarse de que la información que contienen no pueda recuperarse una vez que nos deshagamos del hardware. Según la Ley de Protección de Datos de 1998, es esencial que las empresas que manejan datos sensibles mantengan copias de seguridad de los mismos. Antes de volver a formatear el disco duro, asegúrese de recibir asesoramiento profesional de Evernex sobre cómo deshacerse de los datos correctamente, ya que es posible que el formateo no destruya por completo los datos de su disco duro. Nuestros servicios y soluciones de recuperación de activos ayudan a los clientes empresariales a gestionar su hardware informático redundante ofreciéndoles soluciones que superan la Directiva WEEE.

En resumen, reciclar hardware informático no sólo es una buena idea desde el punto de vista estratégico, ya que puede dar lugar a presupuestos optimizados cuando una empresa se asocia con un especialista en reciclaje, sino también una cuestión de cumplimiento de la ley y una forma estupenda de mejorar la puntuación de sostenibilidad de una empresa. Además, trabajar con una empresa especializada en esta tarea garantiza la seguridad de los datos y libera recursos que pueden dedicarse a otra cosa.

¿Está en proceso de emitir una solicitud de oferta (RFQ) para la manipulación y el reciclaje de equipos electrónicos obsoletos? ¿Le interesa saber cómo la reutilización de materiales puede beneficiar a su empresa? Si es así, haga clic en «Contactar» y envíenos sus datos y cualquier pregunta que tenga. Estaremos encantados de estudiar la mejor forma de ayudar a su empresa y de ayudarle a alcanzar sus objetivos medioambientales, de cumplimiento de la normativa y empresariales.

Solicitar presupuesto